El Club de los Fajalaucríticos

banner-fajalaucritico

Este mes estoy a caballo entre Roma y Florencia, preparando un nuevo gran proyecto que os comentaré en el próximo post. Este proyecto es el principal culpable de que no haya podido escribir en condiciones sobre la nueva (y maravillosa) iniciativa de Juanma y AliciaFajalaucríticos.

Fajalaucríticos nace como una red de críticas literarias artesanas.

¿Y qué tiene de especial? Nos lo cuenta Juanma aquí.

Por mi parte, me encantaría unirme al Club de los Fajalaucríticos con la primera crítica del libro “Non esistono ragazzi cattivi” (traducción libre: no existen adolescentes/jóvenes malvados).

burgio_ragazzi_cattivi_paoline_06h108

 Título: Non esistono ragazzi cattivi. Esperienze   educative di un prete al Beccaria di Milano.

  • Autor: Claudio Burgio
  • Destinatarios: Operadores sociales – todos 
  • Editorial: libroteca paoline
  • Año de publicación: 2010
  • Lugar de publicación: Milán (Italia)
  • Precio orientativo: € 12,00
  • Por el momento, disponible únicamente en italiano

Cuándo: Me había decidido a comprar este libro en un momento algo particular de mi carrera profesional: estaba bastante hastiada de un ambiente laboral (un centro de menores gestionado por una Entidad Religiosa) en el que algunos de mis compañeros creían que algunos de los chavales con los que trabajábamos eran “malos por naturaleza” o “difíciles de gestionar” y proponían como solución la expulsión de la estructura, otros estaban más preocupados por su estrés laboral o porque el que hacía el turno siguiente y les relevaba llegase con 10 minutos de retraso a trabajar. Un ambiente en el que las buenas prácticas no contaban y en el que aquel que trataba de hacer lo mejor posible era, la mayor parte de las veces, ridiculizado. Y este hastío me estaba haciendo perder las ganas de embarcarme en nuevas aventuras, de innovar e imaginar, de soñar. Así que estaba buscando un poco de motivación literaria para continuar trabajando en el ámbito.

La primera impresión: El primer pensamiento que me vino a la mente cuando lo tuve entre las manos fue: “Oh Dio, un libro di educazione sociale scritto da un prete!” que, más o menos, quiere decir “Dios mío, ¡un libro de educación social escrito por un cura!“.  Sin embargo, no suelo tener prejuicios con los libros y, por otro lado, partía de la base de que la recomendación literaria venía mi compañero Marco Sabadini, al que una de las cosas que le gustaría hacer sería descolgar todos los crucifijos que se encuentran en el sitio donde trabajamos. Así que lo compré.

El autor es Claudio Burgio, un sacerdote de Milán (Italia) que ha trabajado siempre en el ámbito de la acogida y reinserción social de menores que se encuentran dentro o fuera de prisión.

El texto: El libro es un compendio de pequeñas situaciones diarias vividas dentro del Istituto Penale per i Minorenni di Milano “Beccaria” (el cárcel para menores Beccaria de Milán -Italia-) con chavales de distintas edades y nacionalidades. Obviamente, hay un fuerte componente religioso dentro del libro pero, contrariamente a lo que hemos visto en los últimos años por parte de la Iglesia, el libro habla de una implicacion eclesiástica totalmente diferente, casi como lo que deja traslucir Papa Francesco en estos días y que les encanta a los medios de comunicación. En este caso, habla de la iglesia como potencialidad de acción. Es decir, habla del potencial de recursos que tiene la iglesia y los sacerdotes para hacer una óptima labor social.

Volviendo al libro, a partir de las propias experiencias, Claudio Burgio se centra en el rol del educador social (extensible a psicólogos, enfermeros, médicos y demás profesiones en las que se trabaja con personas) hablando de implicación social, comprensión, educación y tolerancia.

En resumen: es un libro que recoge distintos valores enfocándolos dentro del ámbito de la reinserción social en menores conflictivos. Da pistas sobre cómo mejorar como educador y la explicación, del que debería ser un lema para todos nosotros los que trabajamos en este ámbito: “non esistono ragazzi cattivi“. Además, se vuelve bastante ameno debido a que intercambia todo un componente teórico de educación social con casos prácticos vividos en primera persona.

Definitivamente, es un libro de cabecera para todos aquellos que trabajan o querrían trabajar en el ámbito de la acogida socio-asistencial de menores y la reinserción de menores que se encuentran en prisión o ya han cumplido la pena.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *