Comments: 6

  1. Pingback: Carretera y Manta
  2. Por lo poco que sé de la cultura Afgana -que dicho sea de paso es complicada de estandarizar en un país tan diverso-, lejos de deberse a una organización familiar machista (que sí que está presente en otros ámbitos de su cultura), la autoridad superior de la orden paterna (masculina) sobre la materna (femenina) se debe a que es normalmente el padre el encargado de la educación de la prole familiar, o el abuelo en ausencia del primero.

    Lo digo por resaltar la importancia de la mediación al trabajar con colectivos tan diferentes…

    • Juanma, hay millones de detalles sobre la cultura afgana que se nos escapan de las manos (de ahí el enriquecerse tantísimo trabajando con personas de otras culturas). Gracias por tus aportaciones, cada día se aprende algo nuevo 🙂

      • Y por cierto, que casi se me olvida. Una novela gráfica estupenda sobre el trabajo, hace años, de una expedición de Médicos sin Fronteras en Afganistán es ‘El Fotografo’ de Guibert. No te puedes hacer una idea de cuanto lo disfruté en su día.

  3. No puedes imaginarte lo complicado que es encontrar un mediador oficial por aquí. Prácticamente, para acceder al servizio de mediación en algunas asociaciones pequeñas de la periferia de Roma tienes que hacer la petición al Servicio Social que, a su vez, hará la petición a la asociación. Esto teniendo en cuenta que tienes un período de dos semanas (máximo un mes) para hacer una observación y un Proyecto Educativo Individual para el chaval. De nuevo, el problema de la burocracia.

    Sobre cruzar el charco, es casi seguro que en la semana del 26 agosto al 1 septiembre daré un salto a Granada 😉 Mientras tanto, podemos hacer una OPA a alguna compañía aérea…

  4. Ioxti says:

    Porqué un chaval de Bangladesh se niega a tener más de 5€ en el bolsillo?

    pd: algún medidor cultural a mano?
    pd2: me gusta tu trabajo. Me gustan tus ideas. Creo que sería una buena idea que cruzaran el charco, sabes?

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *