Acerca de

 


Me llamo Rosa Otero.

Nací en Cádiz en Octubre de 1987.

Viví hasta los 17 con mi familia en un piso situado en un edificio de doce pisos en un barrio obrero. Disfruté de una infancia feliz y llegué a ser bautizada en el descansillo de mi edificio como “La piraña de la casa“.  Después viví una adolescencia un poco más complicada que me hizo decidir que “estar quieta” no era lo mío.

Así que con 17 años me mudé a Granada y empecé la Universidad. En el 2010, y tras una intensa experiencia formativa en Ecuador, me licencié como Psicóloga .Ese otoño comencé un Master de Cuidados de Salud para la Promoción de la Autonomía de las Personas y los procesos de Fin de Vida (en pocas palabras, cuidados en discapacidad y cuidados paliativos). Acabé el master en diciembre de 2011.

Durante los años universitarios, no paré un minuto. Para abreviar…

En febrero del 2012 migré a Italia con una beca Leonardo Da Vinci de 6 meses. Hice mis prácticas como educadora en la Comunità Antoniano di Poggio Gherardo, en Florencia. Cuando acabé, me renovaron el contrato. En el 2013 participé en el Proyecto Grundtvig The Voices from the Inside (I) que me ha llevado a viajar a Turquía, Lituania y Eslovenia. Ese mismo año me mudé a una pequeña localidad cercana a Roma, para iniciar un nuevo proyecto: crear una comunidad de acogida destinada al reinserción social de menores italianos y extranjeros seguidos por los servicios sociales y menores que ya han pasado por la cárcel y se encuentran en comunidad como medida alternativa. Entre medias el 2014,  un año caótico que no consiguió paralizarme y en el que me formé como Operador Especializado en la Acogida de Solicitantes y Titulares de Protección Internacional. Continuando la buena racha desde el 2013 y ya a inicios de 2016, decíamos que La Casa dei Ragazzi seguía marchando viento en popa. El proyecto que creamos sigue funcionando al máximo de su capacidad y con una tasa importante de reinserciones socio-laborales.

Pero dicen que la tierra tira. Quizá por eso decidí regresar a España en el 2016. A lo largo de este año, he coordinado la I Lanzadera de Empleo de Azuqueca de Henares. Ahora tengo el placer de coordinar la II Lanzadera de Empleo Madrid – Retiro para la Fundación Santa María La Real.  Es un proyecto apasionante en el que acompaño a 20 jóvenes en su propia búsqueda de empleo.

Si tuviera que definirme en pocas palabras, diría…

Que mi experiencia en el extranjero me hizo cambiar mi deseo de ser psicóloga clínica por la de trabajar en el social.  Creo que los que pueden pagarse una terapia de 90€ la sesión podrán hacerlo los próximos años pero los que viven ahí fuera, sin un techo sobre la cabeza, no aguantarán mucho más.

¿Lo mejor de mí? Veo lo mejor que hay en las personas, sus capacidades, su potencial y soy capaz de hacerlo salir a flote. Empodero a las personas que me rodean y a las personas con las que trabajo.

Soy una persona activa y práctica, me gusta participar activamente en las cosas y no ser una espectadora. Soy una persona con valores.

A veces hablo a través de metáforas. Por eso un día dibujé una morsa cuando tenía que dibujar un espejo. Sin embargo, mi pensamiento es de tipo Kantiano. Algunas cosas se abordan más fácilmente cuando se categorizan.

Soy tremendamente insistente y testaruda. No termino de comprender por qué algunos lo consideran un problema.

Y un largo etc.

Comments: 2

  1. Torcuato says:

    Lo he leído y no pone nada del enorme corazón que tienes y de tu maravillosa sonrisa. Muchos besos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *